La escuela Aldaialde a la espera de un nuevo edificio

2020-03-10

Desde que se abrió Aldaialde Eskola las familias están pidiendo la construcción del edificio nuevo. Son ya 4 años en una ubicación provisional y como mínimo les quesan éste y otros dos cursos. Cada curso entran familias nuevas en el centro pero esa localización provisional impide el pleno desarrollo de los proyectos educativos del propio centro.

Son varios los problemas de peso: falta de espacio, goteras, incumplimiento de los planes de evacuación y todas las dificultades derivadas de estar en barracones. El barrio de Zabalgana es el segundo con más población dentro de Vitoria-Gasteiz. El barrio debería contar ya con las mínimas infraestructuras de servicios y se debería haber cumplido con el Plan de Ordenación Urbana. Zabalgana necesita urgentemente el nuevo edificio de Aldaialde Eskola.

Los últimos meses se han reunido con el Ayuntamiento y el Gobierno vasco y todos los partidos políticos representados en los mismos para tratar de hacer frente a la situación. La respuesta recibida no ha sido para nada satisfactoria, según las familias de Aldaialde. No han recibido más que palabras huecas y disculpas además de una licencia de construcción condicionada. “No tiene sentido que la construcción de Aldaialde eskola esté condicionada por el soterramiento de las vías del tren cuando parece que va a ser un proyecto que no se va a concretar. Todo esto nos deja al descubierto la actitud de la Administración para desarrollar y fortalecer la Escuela Pública Vasca”. Mientras la educación no sea una cuestión prioritaria continuarán ocurriendo cosas como éstas, tal y como ocurriera con Mariturri y Errekabarri.

Ante esta situación las familias de Aldaialde se sienten enfadadas y dolidas. Sienten una gran impotencia ante la falta de compromiso para dotar de Escuelas Públicas a los barrios de Gasteiz. “La rabia nos corroe viendo el despilfarro de dinero público. Asqueados de ver la falta de compromiso para impulsar la Escuela Pública”.

Ante este provenir tan dudoso parece ser que ahora es posible edificar en dos fases. Para ello tanto el Ayuntamiento como el Gobierno vasco deben mostrar su verdadera voluntad y visto que las elecciones están al llegar nos tememos que estemos ante nuevas promesas que no se cumplirán.

En cualquier caso, las familias de Aldaialde seguirán reclamando sus derechos: cada miércoles se concentrarán ante la Delegación Territorial de Educación. “Hemos organizado caravanas de coches para difundir nuestras peticiones. Desarrollaremos kalejiras por el barrio y la ciudad ambientadas con nuestras peticiones. Haremos todo lo necesario para garantizar y desarrollar el futuro de Aldaialde Eskola y la Escuela Pública”.