Muchas gracias a las autoridades y personas invitadas que habéis decidido acompañarnos hoy mostrando vuestro apoyo a la Escuela Pública Vasca.

Muchas gracias a todas las organizaciones que apoyáis todos los años a la Fiesta de la Escuela Pública Vasca.
Y gracias especialmente a las comunidades educativas de Errenteria y Oarsoaldea por el trabajo realizado durante todo este año. Vuestro esfuerzo ha merecido la pena, merecerá la pena, habéis dejado un legado importante.

La escuela de Errenteria refleja muy bien los valores de la Escuela Pública Vasca: es sin duda euskaldun, paticipativa, innovadora, de todas y todos y abierta a toda la sociedad.

En este momento en el que el euskera batua celebra su 50 aniversario, y estando aquí, queremos recordar a Koldo Mitxelena. El camino que él empezó sigue vivo en la Escuela Pública.

¿Y cuál es el objetivo de la Fiesta de la Escuela Pública Vasca que organizamos las asociaciones de madres y padres desde 1994? Reivindicar que la escuela pública es el eje del sistema educativo vasco. En todos estos años la escuela pública ha sido un elemento imprescindible para democratizar el sistema educativo vasco, para difundir el conocimiento del euskara y para su normalización, especialmente entre las familias que no lo utilizan habitualmente.

La escuela pública ha logrado un gran prestigio social, ha ayudado en la cohesión social y en la construcción de un sistema más equitativo.

Hoy podemos decir con orgullo que la escuela pública es la única red que ofrece a todas y todos la equidad y la igualdad de oportunidades.

En los últimos meses hemos hablado muchas veces de la Ley Vasca de Educación. En diciembre varios agentes educativos solicitamos un nuevo proceso participativo ya que el documento “Acuerdo por la educación” en el que pretende basarse la futura ley carece de acuerdo. Por otro lado, esta misma semana ha acabado la consulta pública previa al anteproyecto de ley, al que hemos hecho aportaciones de calado.

Por una parte, no vemos razones para dar por amortizada la Ley Vasca de Educación ya que esta ley actualmente en vigor tiene potencialidades importantes que no se han desarrollado, como la autonomía de los centros públicos y el desarrollo de la participación.

Por otra, creemos que es necesario hacer reformas urgentes en nuestro sistema educativo para lograr la educación para la justicia social que tenemos como objetivo. La modernización del sistema y la innovación educativa, tienen que estar vinculados con el principio educativo del éxito escolar para todo el alumnado.

Tenemos muchos retos entre manos: lograr alumnado euskaldun plurilingüe, la crisis económica y situaciones de pobreza, la igualdad de género, la alfabetización digital, etc. La Escuela Pública Vasca tiene muy claro qué respuesta tenemos que dar a estos retos: necesitamos construir un sistema educativo propio y ese sistema debe garantizar la equidad y una inclusión real, garantizando así mismo la excelencia.

El sistema dual público-privado ha fracasado. No responde a las necesidades más importantes de nuestra sociedad. Es segregador. Si no hacemos cambios profundos, el sistema educativo vasco seguirá siendo un sistema reproductor de los intereses corporativos y de las desigualdades sociales.

Por todo ello apelamos al compromiso social de los partidos políticos y los agentes sociales para construir entre todos y todas un nuevo proyecto social de futuro.

En cuanto a los tiempos necesarios para tejer consensos, no coincidimos con el proceso relámpago puesto en marcha por el Departamento de Educación. La verdadera necesidad no está en publicar de forma apresurada una Ley configurada como súperestructura que valide el sistema actual, sino en tomar el tiempo necesario para la participación y el debate hacia un verdadero acuerdo sobre la educación que queremos en este país. Prioricemos el debate y el acuerdo antes de apresurarnos a una ley enmascaradora, que pase de puntillas por los desajustes estructurales.

Y para finalizar, comunicaros que ha llegado el momento en el que os digo adiós. ¡Amigos y amigas! ¡Muchas gracias por todo lo que me habéis dado estos años! ¡Seguid bien, hacia delante y apoyando la Escuela Pública Vasca!

Mila esker!