Xabier Mendizabal y Ana Eizagirre proponen un sistema educativo para la cohesión y la justicia social

2020-02-18

Gonzalo Larruzea ha entrevistado a Xabier Mendizabal y Ana Eizagirre en relación con el documento “Escuela pública de cohesión y justicia social” que hicieron público en septiembre. Este documento ha sido elaborado por el observatorio Euskal Eskola Publikoa Gaur Bihar junto con HEIZE y EHIGE.

Entre otras ideas, destacan las siguientes:

– En la actualidad, queremos iniciar un proceso de reflexión sobre las debilidades estructurales del sistema educativo actual.

– La trayectoria de la escuela pública nos ha enseñado que los modelos homogeneizadores de personas expertas, técnicas o políticas externas al centro no funcionan. Creemos que hay que crear un modelo flexible y descentralizado para la escuela pública, lo que implica el compromiso y la participación de todos y todas. En ningún caso se ha ofrecido esta posibilidad a la Escuela Pública.

– La pregunta es saber qué escuela pública queremos los ciudadanos y ciudadanas, especialmente las  clases sociales medias. Este planteamiento es un tema que va más allá de los intereses personales y se trata de un reto social que tenemos que abordar entre todos y todas.

– Se necesitan responsables políticos valientes y capacitados para encontrar la salida a los retos estructurales del sistema. Además, habrá que sensibilizar a los ciudadanos progresistas que se sitúan en las clases sociales medias para que la escuela pública sea el eje del sistema educativo. Queremos ser los agentes que se enmarquen en ese esfuerzo y lo que proponemos es construir a través de la acumulación de fuerzas un sistema educativo vasco para la cohesión y la justicia social.

– La mayoría de los centros que funcionan mejor son los que se relacionan con su entorno social. Cualquier tema que se plantee en la sociedad se trata en estas escuelas, ya sea porque los padres y las madres abordan el tema o porque toda la comunidad educativa se se asocia con la sociedad.

– Para construir un sistema educativo sostenible no se puede situar el debate solo en el plano político o técnico. Por otro lado, tampoco las personas con responsabilidad en las asociaciones son las únicas que deben participar en el debate. También hay que facilitar la participación ciudadana. Conocer la opinión de un padre, madre, profesor/a o alumno/a de una escuela, o conocer las aportaciones de los ciudadanos y ciudadanas es importante para construir un sistema educativo estable.

– La educación ha sido empujada a convertir a los intereses colectivos en un cuasimercado, y como si fuera una feria, se ha ido creando un mercado educativo. Las patronales de los centros privados han diseñado sus planes estratégicos de carácter expansionista para este mercado. Entonces, nos hemos dado cuenta de que la escuela pública no tiene un plan estratégico para este mercado; quienes tienen la responsabilidad oficial de la escuela pública no han tenido interés para diseñar un plan de difusión sostenible de la escuela pública. Los desequilibrios que soportan hoy en día el sistema educativo y la escuela pública, son consecuencia de este proceso de mercantilización.

– La mercantilización de la educación ha creado diferencias, no sólo entre las redes, sino también entre las escuelas públicas. La sociedad vasca de hoy exige una escuela pública empoderada y de marcado carácter social, que ha sido debilitada por el sistema de mercado. La escuela pública actual no es una red completamente cohesionada, a pesar de que en los últimos años se han dado pasos interesantes gracias a la dinámica de trabajo de las asociaciones BIHE, SAREAN y EHIGE.

– Los proyectos de plurilingüismo que se comercializan hoy en el mercado educativo, los aprendizajes basados en nuevas metodologías, los mercados de las nuevas tecnologías, etc., pretenden seducir y atraer a las familias. Pero la lógica de este sistema también nos ha traído otras consecuencias: las situaciones de segregación, el sistema de escolarización en función de los niveles socioeconómicos del alumnado, las desconfianzas que genera la presencia del alumnado extranjero para algunos ciudadanos y ciudadanas, etc. ¿Este sistema educativo es sostenible? Los datos nos muestran que el sistema educativo actual es el reproductor de las desigualdades, y que la cohesión y la justicia social de la sociedad vasca están en juego.

– El primer objetivo de la iniciativa Eskola Publikoa Gaur Bihar será impulsar la sensibilización en la organización de una red estructurada de educación pública acorde con los principios básicos de la escuela pública. Paralelamente, la escuela pública tratará de recuperar el carácter perdido por la lógica de este mercado y reforzar su carácter compensatorio dando prioridad a las actividades educativas inclusivas. Ofrecer una educación de calidad, basada en la equidad a los ciudadanos y ciudadanas, será el eje del proyecto social que la escuela pública le ofrezca a la sociedad plural vasca. Las investigaciones demuestran que los logros de equidad y excelencia son compatibles.

– La prioridad es decir que la escuela pública debe quedar fuera de este sistema de mercado. Si compartimos nuestro conocimiento, en vez de compatir, se duplicará el conocimiento de todos y todas. Y eso es algo que nos lo ha demostrado el trabajar en la red.

¿Quieres leer más? Aquí tienes la entrevista completa.